dilluns, 29 de juny de 2009

Precoz o tántrico

Lo de los fichajes de este verano es una cuestión sexual. Florentino Pérez se ha revelado como el rey de la negociación precoz mientras que Txiki Begiristain se dedica al tanteo tántrico. Se comprende que, tras una temporada triplemente triste, los madridistas se murieran de ganas por ligar, aunque fuera pagando. Los subidones de Kaká y Cristiano Ronaldo han sido claros ejemplos de precocidad, fruto del deseo incontenible tras un año de tristeza. Florentino ha prescindido del tanteo y se ha lanzado al tonteo. La derrama por Cristiano es de tal magnitud que incluso ha dado nombre a una nueva unidad monetaria entre inversores dicharacheros. La nueva estación de cercanías de la Puerta del Sol, por ejemplo, ha costado 5,7 cristianos, mientras que el nuevo plan de cercanías que el ministro Blanco (ay) vino a presentar a Barcelona estará dotado con 40 cristianos. Lo que está claro es que el cristiano, como unidad paralela de la zona euro para obras públicas, resulta excesiva para referirse a fichajes privados. Raúl Albiol, el tercer ligue del Florentino precoz, ya ha sido valorado en "sólo" 0,15 cristianos. Puede que cuando lean estas líneas los noticiarios ya hablen del Guaje Villa fichado por el Barça por una cifra que merodea el medio cristiano, tal vez con una parte del monte en divisa Keirrison y otras contrapartidas no tan reto'oricas. Pues si es así, enhorabuena, y tan panchos con Villa. Lo que no tiene sentido es que tanto culé ande amohinado por ahí ante las bravatas del talonario vecino. La tri-tranquilidad con la que Laporta replicó a las dos primeras conquistas del Florentino precoz es la base de la negociación tántrica que se practica estos días en los despachos azulgrana. Tampoco hace falta que imiten en todo al tan rico Sánchez Dragó, pero un poco de calma nunca viene mal, sobre todo si nos fijamos que tàntric rima con hat trick y lo precoz precede la coz.

La verdad es que la sequía futbolística del verano, que no pudo rellenar ni la roja con su gatillazo ante el general Custer, da demasiada cancha a la especulación interesada. Y por eso la lista de nombres posibles es interminable. Si la SGAE cobrara derechos de cita, algunos jugadores tendrían otra fuente de ingresos que ríete tú de los derechos de imagen. No soy de los que siguen con ardor estas especulaciones sobre nuevas incorporaciones que (re)llenan las informaciones deportivas los meses de junio y julio, pero tengo mis preferencias. De entre todos los nombres que he visto publicados como posibles objetos del deseo, hay uno que me llama poderosamente la atención. Se trata del central ucraniano del Shakhtar Donetz Dmytro Anatoliyovych Chyhrynskyi. Aunque parece que el Liverpool y el Depor andan tras él, yo daría lo que fuera por verle de azulgrana. La mera idea de imaginar cómo rivalizarían el maestro Puyal y el discípulo aventajado Pou por referirse a Chyhrynskyi en sus transmisiones ya me excita las papilas auditivas. Seguro que Chyhrynskyi, descubierto por el gran Oleg Blokhin, nos saldría a menos de 0,1 cristianos, y podría alternarse con Piqué para anular a Cristiano Ronaldo en los apasionantes Madrid-Barça posteriores al 2-6. Además, no quiero ni imaginar cómo conectaría con Bojan desde la línea trasera, dando pie a investigar la conexión entre Chyhrynskyi y Krkic (by Txiki). Si ya antes de la crisis triunfaron jugadores tan copulativos como Pichi, Pizzi, Quini, Giggs, Finidi, Brindisi, Nilis, Chividini, Billy Wright, Ciric, Bilic, Hiddink y Lippi... Id, dirigid, insistid, imprimid viril lid, dirimid si difícil, vivid mil brindis y ¡Chyhrynskyi! Visqui il Birsi!

Màrius Serra. La Vanguardia. Dilluns, 29 de juny de 2009.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Entradas populares

Compartir