El x6 Team (Per-Sis-Tim)

El pospartido del sábado me pilló en el teatro del Foment Hortenc, escuchando por una oreja a Folch i Torres y por la otra a Joaquim Maria Puyal. Durante los partidos, suelo zapear entre Puyal y Pou, que son a las ondas radiofónicas lo que Puyol y Piqué al fútbol del Barça, pero a la hora del análisis la veteranía sigue siendo un grado y me quedo con Puyal, Torquemada, Cutillas y compañía. Mientras por la oreja derecha me zumbaban los lamentos pastoriles de Satanás (“closques de musclos esclafades”), por la izquierda Coia Ballester retransmitía los mensajes que los oyentes habían enviado a la radio. Uno de ellos, de un tal Joan, propuso un nombre para este histórico equipo. Llevamos meses con esa vaina. La temporada pasada ya vivimos una cierta urgencia por bautizar al Barça de Guardiola a imagen y semejanza del Dream Team de Cruyff o del legendario Barça de les 5 Copes al que cantó Serrat. Parecía que se imponía Pep Team, pero no hubo consenso. Además, los nombres se adjudican tras el parto, y el embarazo no acababa hasta anteayer, con la última competición del año 9. Ahora sería el momento. Y la apuesta del oyente Joan me parece excelente: el Per-Sis-Tim, que yo transcribiría x6 Team. Puyal, que tiene un probadísimo sexto sentido para la comunicación, detuvo al instante a su colaboradora y se lo hizo repetir: Per-Sis-Tim. El verbo persistir es uno de los que Guardiola conjuga con más frecuencia desde que su equipo empezó a acumular títulos. Persistir es sinónimo de mantenerse, perseverar y obstinarse. La persistencia es la actitud que mejor explica la magnitud de lo conseguido: 6 títulos sobre 6 posibles. Y no sólo eso, sino el estilo inconfundible que ha llevado a este equipo a vencer en el 100% de las competiciones. Un patrón de juego persistente en el que el patrón son los marineros, y viceversa. Unos marineros que vais al Bernabeu y os sabéis encantadores (encisadors: en 6 a 2) o, si así lo preferís, que obedecéis las órdenes dadas por Guardiola: “que vayáis al Bernabeu y les endoséis un 2-6”. Incluso los 6 goles que anteayer mismo el Madrid endosó al depauperado Zaragoza nos parecen un homenaje al auténtico rey del sistema hexagesimal: el ya hexacampeón azulgrana. 6 de 6. ¿Se puede ir más allá?

Se puede. Al terminar el año 9 el Barça disputa con ganas y opciones de victoria 3 competiciones más: la Copa, la Liga y la Champions. Un nuevo triplete al alcance del x6 Team. La numerología abona que el próximo objetivo de este Barça persistente y triplista es encaramarse al 9 de 9. Por un lado, el último título que el Barça dejó escapar fue la Copa Catalunya, al caer en semifinales ante el Sant Andreu por un claro 3-1. Eso sucedió en Sant Carles de la Ràpita, en el año 2008, y concretamente en un ya lejano día nueve de septiembre (9/9). Por más irreal que hoy pueda parecernos, convendrán conmigo que el posible nónuple del Barça resulta mucho más creíble de lo que, hace sólo unos meses, hubiera resultado pronosticar el acuerdo del grupo Prisa con Berlusconi, ¿no? Pues ya lo ven: Tele 5 se fusiona con Cuatro (5+4=9), mientras Antena 3 hará lo propio con la Sexta (3+6=9). La prueba del nueve refuerza la persistencia que reclama Guardiola, cuyo apellido, ejem, tiene 9 letras. El oyente Joan, al que Puyal debería localizar de inmediato para adjudicarle la paternidad del x6 Team, ya puede empezar a investigar en la confluencia que la lengua catalana permite entre lo nuevo (nou), la nuez (nou) y el número nueve (nou). Tal vez el próximo mayo debamos saludar la llegada del (neo) Noucentisme.

Màrius Serra. La Vanguardia. Dilluns, 21 de desembre de 2010

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Exèquies laiques: el capdevilisme

¿Qué es una nación?

Barthes, el símptoma