Pitoniso Jep Ferret

Conozco a Jep Ferret desde hace años, scrabble mediante. Es una de las voces más singulares del crucigramismo catalán. Amén de juegos allá donde le contratan, elabora crucigramas por encargo, en catalán o castellano, e incluso practica el más noble de los trapicheos verbales, esa escritura de ancho variable llamada poesía: El crim perfecte (Edicions 62, 2006). Ahora veo en su blog que propone la adivinación mediante lo que llama Crucigramància (por analogía con cartomancia o quiromancia). Su último apunte en crucigramaexpres.blogspot.com es una profecía deportiva en un crucigrama de 11x11 titulado “El proper campió de lliga”. Lo imprimo y me lanzo a resolverlo. La primera definición, horizontales 1, emana del título: “No ho dubteu pas, el proper campió de lliga”. En plena euforia azulgrana compruebo que F.C. Barcelona suma once letras y las escribo sin vacilar en las casillas (sic) correspondientes. Luego procedo como suelo, comprobando verticales para ver si cuadran. Pruebo con el 1, que debería empezar por F: “Ètnic per la cara”, de 6 letras. ¿Facial? Bien por la cara, pero ¿étnico? La 2 debería empezar por C: “El partit de Macià i Companys en plena revolució”. Más allá de las convulsiones de ERC, las revoluciones en los crucigramas indican que las letras cambian de orden, ergo C es posible. Pego un salto a verticales 6, que deberá empezar con la C de Barcelona: “Mà de pintura amb corbes de nivell”, de 4 letras. Capa (de pintura). La anoto y voy a la siguiente, el 7 de verticales, cuya inicial debería ser E: “Contrari al ferro a sang i fetge”, de 6 letras. Enemic. Ahora, verticales 8, por L: “Xifra romana hexadecimal”, de una letra. Pues eso: L. La 9, por O, “Pluja pixanera” ¿Orina? Veamos la última, verticales 11, que deberá empezar con la última A de F.C. Barcelona: “Coberts de sorra i ben escorreguts”, de 7. ¿Arenats? Me entretengo a completar las verticales y observo, complacido, que me van cuadrando con las once letras del futuro campeón: F.C. Barcelona. Pero hay algo que me inquieta. Sé que Jep es culé, pero también amante de encerrar gatos.

Durante las reñidas presidenciales norteamericanas del año 2000 que George Bush arrebató a Al Gore, el enigmista Will Shortz publicó un crucigrama cuya primera definición era “El próximo presidente”, de 4 letras. Mediante ingeniosos dobles sentidos en las definiciones verticales, la parrilla cuadraba tanto si escribías B, U, S, H como si te decantabas por G, O, R, E. Me paseo por la web de Ferret y confirmo mis sospechas al hallar un par de crucigramas “tramposos”, como un 6x6 cuya primera definición (“Joc de pilotes que empeny l’home a la batalla”) cuadra tanto con F, U, T, B, O, L como con L, I, B, I, D, O). ¿No habrá sido Jep Ferret capaz de...? Vuelvo al 11x11 que he completado con F, C, B, A, R, C, E, L, O, N, A en horizontales 1 y lo reviso. Observo con pavor que R, E, I, A, L, M, A, D, R, I, D, escrito en catalán, también tiene once letras. Reviso la F (de Facial: “Ètnic per la cara”) y veo que también podría ser R (Racial). ¿Y la C de la revolucionada ERC? Pues también podría ser E. Y donde cupo Capa (“Mà de pintura amb corbes de nivell”) cabe Mapa; donde Enemic (“Contrari al ferro a sang i fetge”), también Anèmic. Todas las letras del Madrid son equivalentes: L/D, Orina/Roina, Arenats/Drenats... Total, que la solución es doble: o FC Barcelona o Reial Madrid. ¡Vaya con la crucigramancia! Observo que Rosell y Godall (y Ferrer) también comparten número de letras (6) e incluso Montilla (8) coincide en esto con Artur Mas (8). Manos a la obra, Jep Ferret.


Màrius Serra. La Vanguardia. Dimarts, 26 de gener de 2010.


Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Exèquies laiques: el capdevilisme

¿Qué es una nación?

Barthes, el símptoma