Soplar y hacer botellas

Tiempo era tiempo (sic), durante el pujolismo, se solía insistir en la idea de hacer pedagogía para explicar el hecho diferencial catalán a la España monolingüe. Hoy ya nadie aspira a pedagogo. Y también es lástima que hayamos abandonado tal empeño, decebudos (y budas) como estamos por todo el embrollo este del Estatuto plural y la España inconstitucional, o viceversa. Por eso, he dado un respingo al trabar conocimiento con un grupo de Facebook que pretende recuperar ese espíritu que tantas alegrías prometía en los no tan lejanos tiempos de España-plural. Su nombre es meridiano: “Hablar en catalán es soplar y hacer botellas...” Lo administran El Tiet Antonio y Xavi Tarafa, el cual también ejerce de “Encarregado”, auxiliado por un equipo humano tan reducido como compacto: Coral Bernad (Atención al despistado, ella en sabe un nido), Daniel Solé (Tostacojones y golpista de mano) y Patricia Acevedo (Liante parda y entortolligadora). Basta con leer la descripción del grupo para hacerse cargo de la magnitud trinquesca de su intento: “Hay para alquilar sillas: no sabemos por qué siete sueldos los catalanes —que son un poco pedropuñetas— creen que su idioma es muy diferente al nuestro y ello nos hace sacar un poco el fuego por las muelas. Dios le de de ello, que no nos levanten la camisa: hablar catalán es soplar y hacer botellas, jo també parlo en català, parlar català és cosir i cantar, no necesitamos ni clases en catalán ni idiomas raros, con el español ya tiramos de beta y a veces hasta de VHS! Seamos osados, plantemos cara, atrevámosnos a construir frases sencillas como estas para hacer saber a los catalanes que nosotros también PODEMOS: ‘Cuando toqué el dos las piernas me hacían higo pero como aquel que no hace nada me fui chino-chano sin decir ni asno ni bestia’. Si conoces más frases raras que se traducen de una manera directa al español o te atreves a hacerlo con nosotros no dudes en ayuntarte a este grupo, seguro que juntos haremos de este un sitio mejor. Bienvenidos y bien encontrados todos y todas!”

¿No hace falta decir nada más? Pues sí, que la iniciativa es un éxito rotundo. En poco tiempo ha reunido (o ayuntado, por decirlo a su manera) más de 2600 seguidores que pintarrajean en el muro del grupo todo tipo de mensajes en esta variante del catañol que podríamos denominar espalán. Este sábado terminó la convocatoria de su primer concurso de traducción. Se trataba de verter al español un mismo fragmento navideño, que empieza así: "Tot i fer força temps que el Pare Nadal jeia sense fotre brot...” No hace falta que sea 28 de diciembre para apreciar a corazón qué quieres una breve antología de las traducciones que concursan: “Todo y hacer fuerza tiempo que el Padre Nadalo se tumbaba sin folgar brote...” (Núria Cadenes); “Todo y hacer fuerza, tiempo que paré yendo arriba, jienense en feretro grande...” (Pere Joan Sala); “Todo y hacer horca tiempo que el Padre Navidad yendo sin joder brote...” (Loli Garcia Romero); “Aunque hacía mucho tiempo que el Padre Navidad yacía sin joder a nadie...” (Carles Feiner). En plenas fiestas navideñas, abundan referentes como el cagamadero (o tión) y el cagón del pesebre, fornica un frío que pela y se repite el menú tradicional: escudo de ella y carne de olla con balón. Pero antes de que las comilonas de estos días nos lleven al límite de hacer un pedo como una bellota, quiero recordar al añorado Ramon Barnils, que siempre fue capaz de escribir sobre cuestiones delicadas de un modo libérrimo, aunque tuviera que decirlas de la altura de un campanario.


Màrius Serra. La Vanguardia. Dilluns, 28 de desembre de 2009.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Exèquies laiques: el capdevilisme

¿Qué es una nación?

Barthes, el símptoma