Unnim Asvam

El viernes trascendió el nombre de la primera entidad fruto de las fusiones de cajas catalanas: UnnimCaixa. Esa será la marca que figurará en el 75% de las oficinas de la nueva entidad sitas en cualquier localidad excepto Ter-rassa, Sabadell, Girona o Manlleu. En estas poblaciones, sedes de las cajas ahora fusionadas, la denominación Unnim precederá al nombre antiguo -CaixaGirona, CaixaManlleu, CaixaSabadell, CaixaTerrassa- y es muy probable que los clientes (lugareños) sigan llamándolas así. La operación de renombrar a cuatro entidades tan relacionadas con cuatro territorios era muy delicada y, francamente, la solución obtenida es muy satisfactoria tanto desde el punto de vista gráfico como desde la perspectiva, digamos, verbívora. El conseller Ausàs debería plantearse contratar a la empresa Morillas para rebautizar las vegueries sin herir susceptibilidades. ¿Se conformarían los araneses con una subvegueria llamada UnnimAran? El sábado, en las páginas de economía, Lluís Morillas desgranaba algunos detalles. Por ejemplo, que añadiendo la segunda n, el nuevo nombre contiene tantos puentes tipográficos -nn, m- como entidades funde. La analogía recuerda al gran Pau Molins advirtiendo que su cliente (Millet) devolvería todo el dinero que mangó aunque tuviera que acabar bajo un puente. Ya veremos cómo resuelve Interbrand la segunda de las fusiones pendientes -entre Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona-, y si sucumbe o no a la tentación de eliminar la palabra Catalunya de la nueva marca (¿Caixalunya, Coixalunya, Cuixalunya?). Pero Unnim ilusiona, sobre todo a los aficionados catalanes al basket, que ya están deseando que se lance a patrocinar algún equipo de la liga ACB para poder asistir a un duelo único: Unicaja-UnnimCaixa. Una de las cosas que explicaba Morillas era que "conseguir un nombre de cinco letras, con significado y registrable, no era fácil". Tiene más razón que un santo. Desde aquellos remotos tiempos en los que Ramoncín presentaba el concurso televisivo "Lingo" las agrupaciones pronunciables de cinco letras escasean.

En plena carestía pentaletrada destaca otro hallazgo reciente: Asvam. El 25 de enero el diario más oficialista de Madrid (BOE, Núm. 21, Sec. III, Pág 7219) publicaba la orden SAS/3710/2009 del Ministerio de Sanidad y Política Social por la que se clasificaba la Fundación A.S.V.A.M. y se procedía a su inscripción en el registro correspondiente. Dicha fundación, cuya dotación inicial es de 601.012,10 euros, fue constituida en Madrid por gente muy notable con un propósito muy loable. Copio del BOE: "por doña Pilar Serrada Martínez de Pinillos, en su calidad de albacea, contador partidor de la herencia de la Excma. Sra. doña Isabel de Borbón y Esteban de León, Marquesa de Balboa; la Excma. Sra. doña Leticia de Borbón de Rojas, Condesa de Torrellano; la Excma. Sra. doña Oliva de Borbón y Rueda, Marquesa de Villamantilla de Perales; doña Cristina Lorenza, conocida por doña Cristina de Figueroa Borbón; y doña Beatriz Bullón de Mendoza Gómez de Valugera. Todo ello, para dar cumplimiento a lo dispuesto por la Excma. Sra. doña Isabel de Borbón y Esteban de León, Marquesa de Balboa, en su testamento abierto otorgado en Madrid, el 25 de julio de 2007, ante el notario don Javier de Lucas y Cadenas, con el número 2.362 de su protocolo". El loable propósito del acrónimo A.S.V.A.M. queda claro al leer en el BOE su significado, sumamente evocador y con tintes premonitorios, aunque no sepamos exactamente de qué: Ancianos Solitarios Venidos a Menos.


Màrius Serra. La Vanguardia. Dimarts, 16 de febrer de 2010

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Exèquies laiques: el capdevilisme

¿Qué es una nación?

Barthes, el símptoma