dijous, 25 de novembre de 2010

Neobuzoneo de renta variable






La era digital ha reducido la cantidad de carteles que solían empapelar nuestras calles en campaña, pero las papeletas electorales siguen llegando a nuestros buzones, junto a algún folleto publicitario. Leo en el blog de la periodista valenciana Sandra Bravo, especializada en márketing político, un interesante apunte sobre el buzoneo de estas elecciones. Analiza, uno por uno, los envíos de los partidos y reproduce algunos elementos. Aparte de recoger las ya famosas cagadas ortográficas de Ciutadans (entre las que sobresale un inesperado "volem la independència" en vez de "volen"), Sandra Bravo se aplica a extraer algunas conclusiones generales. Entre otros detalles, destaca que apenas se pide el voto de manera directa, como si de repente los candidatos hubieran decidido ser más sutiles. También que prima la imagen personal del candidato por encima de las imágenes corporativas, y que en ningún envío hallamos medidas concretas sobre cómo conseguir lo que proponen. Tampoco se habla en ningún caso de promesas electorales (qué lejos queda el "puedo prometer y prometo" de Suárez), sino de propuestas o soluciones. Finalmente, la fina analista se sorprende de que las coordenadas digitales se limiten a reproducir la web del partido, (sin dar los datos de contacto 2.0) y que nadie apueste por el buzoneo personalizado, tal vez por su alto costo.

Esa es la única inexactitud del impecable apunte. Solidaritat Catalana sí que ha apostado por la personalización. En general, tal como se reproduce en el blog, el mensaje de Laporta incluye un billete de 3000 euros en cuyo dorso figura un titular referente al expolio fiscal: "Catalunya, Estat ric d'Europa o regió d'Espanya que s'empobreix". La rotunda idea que transmite este billete falso es que la independencia supondrá un ahorro anual de 3000 euros por ciudadano. El detalle de no explicar el porqué no le resta un ápice de potencia comunicativa. Pero los de Laporta no se han limitado a inventar el billete de 3000. La mayoría hemos recibido esta cantidad de euros laportinos, pero si el receptor de la propaganda consta en el censo como estudiante su billete es más gordo. De 8400 euros, porque una de las propuestas de SI es que cada estudiante catalán reciba una beca de 700 euros al mes, y eso suma 8400 al año. Finalmente, si el receptor es un pensionista, en el sobre figura un billete de 2500 euros, correspondiente al aumento anual de las pensiones que propone el partido extraparlamentario con más posibilidades de dejar de serlo. Tiene un punto de Monopoly, con sus cartas de suerte (reciba de cada jugador 1000 euros) o de caja de comunidad (haga revisiones en todas sus casas). Mientras no salga la de “vaya directamente a la cárcel sin pasar por la salida"...


Màrius Serra. Secció electoral "En Red Ando" a La Vanguardia del diojus 25 de novembre de 2010

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Entradas populares

Compartir