"Qui no té feina el Cat pentina"


El jueves, un usuario detectó que en el servicio de traducción de Google se daba una peculiaridad notable. Si alguien tecleaba en catalán "Sóc de catalunya" y pretendía traducirlo al inglés le salía "I'm from spain", tal como se aprecia en la reproducción de la captura de pantalla. Ese mismo enunciado, traducido al francés daba "Je suis d'espagne" y al italiano "Io sono di spagna", de modo que estaba claro que era un error inducido. La noticia trascendió en los foros digitales y, en cuestión de horas, Google corrigió el error de traducción. Este y otros también relacionados con lo catalanesco, porque en la modalidad catalán-inglés "Cataluña" era traducida como "Buenos Aires" (que bueno que viniste, Messi) y "cataluña" en minúscula se transformaba en "Andalusia". No es la primera vez que eso sucede, porque Google Translator funciona por acumulación de opiniones. Siempre que te ofrece una traducción (y las hay muy peregrinas) te da la opción de proponer una alternativa mejor. Y claro, si muchos usuarios coinciden en teclear la misma alternativa, el programa la adopta democráticamente como primera opción, sin reparar para nada en lo que dice. Este funcionamiento casi siempre enriquece las incipientes habilidades traductoras de Google Translator, pero tiene sus puntos débiles. Basta con saber programar un poco para automatizar un bombardeo de mensajes que introduzcan la misma solución alternativa, hasta que Google Translator la tome como primera opción. Pedir, por ejemplo, la traducción del castellano al catalán de "debajo la cama tiene la mano María" y luego dar como traducción "posa-me-la aquí que no tinc butxaques". Eso mismo es lo que hicieron los promotores del "sóc de catalunya = I'm from spain". Peinaron el gato.

Y eso mismo es lo que parecen estar haciendo en la red diversas candidaturas extraparlamentarias con serias aspiraciones a perder el prefijo. Si no, no se comprende que el grupo en Facebook que apoya a Joan Laporta (20243) cuadruplique el número de seguidores de Artur Mas (5743). O que el Partit Pirata Català, nacido a imagen y semejanza del ya europarlamentario Piratpartiet sueco, sume más adhesiones (4428) en este mismo ámbito que tres de los seis grupos parlamentarios: Esquerra (3728), Ciutadans (2630) o Iniciativa (968). Y, sin embargo, la encuesta de intención de voto que ayer hizo pública en Madrid el CIS sitúa en el exiguo nivel del 1% a Reagrupament, encabezando un grupeto de descolgados con Solidaritat, Plataforma, UPyD, y una veintena de opciones mas, entre intrépidos Piratas, coristas de Ariel Santamaría y Carmen de Mairena, fans de Montse Nebrera, abstencionistas activos, antitaurinos y peinaoras de gatos capaces de pasarse horas ante el ordenador para que Google traduzca Catalunya por Spain.


Màrius Serra. Secció electoral "En Red Ando" a La Vanguardia. Dissabte, 13 de novembre de 2010

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Exèquies laiques: el capdevilisme

¿Qué es una nación?

Barthes, el símptoma