dilluns, 22 de novembre de 2010

Seré breve y otras mentiras

Cuando un orador pilla un micro y empieza sus palabras prometiendo brevedad más vale largarse por patas. Estos días de campaña, con tantos actos públicos en tantas circunstancias distintas, la fiebre del micro resulta devastadora. Una vez oí al poeta Enric Casasses, bardo excepcional, empezar un recital con voz de barítono pronunciando una variante: "seré greu". La mentira es el único arte que todos hemos practicado alguna vez. Conjugada en presente, la primera persona del singular de mentir nos conduce a la paradoja del mentiroso. Cambiando al cretense por un catalán podríamos formularla así: "tots els catalans som mentiders". Tamaña elucubración sobre las paradojas del lenguaje nace de un correo que acabo de recibir con el título de "Tratamiento del correo basura y más". Lo firma Susana pero a mí me lo reenvió una tal Maria Porcar, a quien saludo desde estas líneas, rogándole que no me envíe nada más, gracias. El correo, inusualmente largo, empieza (mal) con un "Os envío esto que puede ser de mucha utilidad", y luego nos invita a compartirlo "copiando el texto y enviando un mensaje nuevo como he hecho yo, poniendo a los destinatarios en copia oculta". Lo que sigue es un ejemplo de hipocresía inconsciente, que es una modalidad involuntaria de la estupidez que consiste en predicar, con toda la buena fe del mundo, justo lo contrario de lo que uno practica durante la prédica. Algo así como una conferencia sesuda sobre los mecanismos del humor en la que el conferenciante no consiga arrancar ni una leve sonrisa del público. En este caso, el presunto redactor de este mail de autoayuda es "un técnico de ordenadores que gasta mucho tiempo borrando los correos no deseados de sus clientes, y que escucha sus quejas por la baja velocidad de los equipos".

Los consejos de este técnico son dignos de la familia Cebolleta del gran Vázquez. De entrada, nos previene contra los correos-cadena que prometen buena suerte y nos advierte que "tienen una cookie que va a rastrear tanto vuestro correo como el correo de las personas a las que se lo mandéis". El tono de la advertencia sube al hablar de los correos con mensajes religiosos o que aluden a niños gravemente enfermos: "Son correos rastreadores y están chantajeando tu conciencia", apunta. "¡¡¡No seas pusilánime y te dejes convencer!!!", añade con vehemencia. La verdad es que la prosa del técnico traspúa su cabreo con eficacia, de modo que sigo leyendo los siguientes capítulos del novelón anti correo basura . El segundo es normalillo: incide en el mercado de correos electrónicos en el que se fundamenta el Spam. Pero en el tercero se pone estupendo compartiendo unos pocos "trucos para tratar a los Telemercadólogos" (es decir, a las ofertas por teléfono). Su gran aportación es un prodigio de síntesis: "¡¡Cuatro palabritas que funcionan!!: Un momento por favor... Dices esto y luego dejas el teléfono descolgado hasta que oigas el bip-bip-bip". Para las llamadas automáticas con mensaje grabado el avispado técnico nos propone una perrería: "oprime el botón # del teléfono 6 o 7 veces lo más rápido posible. Eso confundirá a la máquina que marcó tu número y lo borrará de su sistema. ¡¡¡Qué pena que ya no estarás en sus listas!!!..." La proliferación de signos admirativos me lleva a intuir una risa sardónica a la altura de los puntos suspensivos, que aumenta de volumen al referirse al Spam procedente de entidades bancarias. Lo mejor es el estrepitoso final: "¡¡¡¡ESTE ES EL ÚNICO E-MAIL QUE DEBERÍAS ENVIAR A TUS AMIGOS!!!!" Una excepción que confirma la regla.

Màrius Serra. Runrún a La Vanguardia, dilluns 22 de novembre de 2010

1 comentari:

  1. I els aficionats a enviar powerpoints? Amb la seva comic sans i la música que fa posar els pels de punta (en el meu cas pocs, clar). Un conegut, que és addicte a enviar aquestes andròmines, una vegada va confondre la seva llista de correus i ens va fer arribar, a mi a i a tots els seus clients, un ppt amb senyoretes despullades.

    ResponElimina

Entradas populares

Compartir